¿VÉRTIGO O MAREO? TRATAMIENTO EFICAZ

Aunque a veces se usan como sinónimos, son dos estados diferentes.

El mareo es una sensación como la que tenemos cuando vamos en coche, nos sentimos aturdidos, con la cabeza “embotada” o como si caminásemos sobre las nubes. Esto se debe a una alteración puntual de la circulación sanguínea.
En cambio, el vértigo es la sensación de que por ejemplo la habitación en la que estas, o tú mismo, dais vueltas durante unos segundos. El vértigo se puede asociar a nauseas, sudor, nistagmus (movimiento involuntario de los ojos), etc.

El vértigo periférico (VPPB vértigo posicional paroxístico benigno) es el más frecuente y siempre proviene de una alteración del sistema vestibular.

¿Qué es el sistema vestibular?

El sistema vestibular se sitúa en el oído interno y su función es controlar el equilibrio de nuestro cuerpo.
Para controlar nuestra postura a parte del sistema vestibular, el cerebro tiene otras herramientas sensoriales como son el sistema visual, propioceptivo, esteroceptivo, estomatognático, renal y vascular.

¿Por qué se produce el vértigo?

Unos cristales muy pequeños llamados otolitos situados en un órgano vestibular caen por accidente dentro de un conducto circular con líquido dentro del oído interno. Cuando movemos la cabeza, estos cristales que han caído en el conducto se mueven y al detener la cabeza, en vez de detenerse, siguen moviéndose por el conducto, lo que hace que tengamos la sensación de que todo da vueltas.

¿En qué consiste el tratamiento de fisioterapia?

El tratamiento de fisioterapia para el vértigo periférico, consiste en una maniobra de diagnóstico y una maniobra de tratamiento muy sencillas de realizar denominada MANIOBRA DE EPLEY.

Al finalizar la sesión, el fisioterapeuta dará unas pautas y recomendaciones al paciente para evitar la reaparición del vértigo.

¿En cuánto tiempo me desaparecerá el vértigo?

El tratamiento de fisioterapia para el vértigo es efectivo en el 85% de los casos en una única sesión y en el 90% de los casos entre 1 y 3 sesiones. Después del vértigo no se producen secuelas de ningún tipo, aunque si que existe una tasa de recurrencia del 50% en los próximos 5 años.

No Comments

Publicar un comentario